skip to Main Content

No pongamos techo al debate

Valoración BUTLLETI CONJUNTURA ECONOMIA MENORCA – octubre 2021.

Texto y valoración: Joan R. SANCHEZ TUOMALA (Cercle d’Economia); Twitter: @JoanSanchez

Datos e infografías: David SERRA HIDALGO (OBSAM); Twitter: @DavidSerraH

Con el apoyo de: Es Diari Menorca

Datos económicos en: Diagnosi económica de Menorca

Los debates son oportunidades. No tan sólo para argumentar e intentar batir al contrario
dialécticamente hablando. Si no para aprender. Así se construyen los cambios de actitud y de
visión de la realidad que nos envuelve.

La capacidad de carga en Menorca es uno de estos debates. Que levanta algunas (bajas)
pasiones sectoriales en defensa del status quo. Pero también aporta algunos datos que nos
debe hacer pensar y reflexionar.

No es un debate nuevo. El PTI o el PIC en el litoral ya han sentado precedentes en Menorca.
Retoman ahora un protagonismo especial en el contexto de una crisis climática y la
recuperación tras una pandemia mundial. Los datos muestran como el cambio de MIX turístico
ha traído una mejora en los datos de gasto turístico medio, pero a su vez han generado una
mayor estacionalidad de un turismo más móvil y autoorganizado. Algo que de resultas ha
traído una mayor percepción de sobrecarga en playas, vías, parkings, centros urbanos y de
interés histórico-cultural.

Abierto el debate público… dos ideas parecen cristalizar. La primera es un consenso social
respecto a que los límites deben ponerse. La segunda es que toda la pólvora la quemamos en
cuál es este techo (el dato) y lo difícil que es gestionarlo (el método de cálculo).
Pero escuchando a Enric Taltavull Femenías me interesó mucho su perspectiva sobre lo
aparente de la percepción de saturación que hemos vivido este julio y agosto en Menorca.
Reconociendo la necesidad de establecer límites, pero a la vez gestionar bien los flujos de
visitantes que recibimos intentando minimizar el impacto de las aglomeraciones y las colas
sobre estos visitantes y residentes.

Me hizo pensar en las medidas que puedan tomar otros espacios ciertamente saturados como
Venecia. O algunos parques naturales o centros de interés cultural que reciben flujos de
visitantes que se preocupan de gestionar antes, durante y después de si visita. Cuidando la
experiencia turística y de vida de la población. Cuidando la calidad, algo que no debemos
olvidar cuando discutimos sólo de cantidad.

Cantidad si, pero calidad también. Porque no es sólo importante hablar de un techo. Si no
gestionar los flujos a través de unas infraestructuras, la información y la pedagogía hacia unos
visitantes que se reconozcan en un territorio especial. Una Reserva de la Biosfera. El término
overtourism no es nuevo. El Parlamento europeo ya lo definió en 2018 describiendo la
situación en la que el impacto del turismo, en determinados momentos y en determinados
lugares, supera los umbrales de capacidad física, ecológica, social, económica, psicológica y/o
políticos.

Europa ya ha mostrado su preocupación por un fenómeno que no es exclusivo del turismo.
Pero que en todo caso requiere de una perspectiva amplia que ataque una solución
equilibrada de la capacidad de carga física y ecológica, la restitución (no de gradación de
nuestro capital natural), la frecuentación y densidad social, la rentabilidad económica o la
percepción de la carga psicológica que supone para población local y visitantes.

En Menorca no empezamos de cero. Tenemos una trayectoria de análisis de frecuentación
sobre las playas que podemos trasladar a otros ámbitos, como los núcleos de interés urbanos
o el patrimonio histórico y cultural o el propio Camí de Cavalls. Además, no estamos solos.
Existe una larga tradición de análisis y prácticas en centros histórico-culturales en ciudades de
todo el mundo. También en islas: Lanzarote, Jamaica, Tahití, Hawai, Elba, Maldivas, San
Andrés, Orquídea, Malta, Rodas, Mahé, Reunión, Kangaroo, Bacaray, Bora-Bora… ¿No
podremos aprender algo de ellos?

Creo que es un buen momento para hacer este debate. Sin rasgarnos las vestiduras. Buscar
nuestro modelo des definición y gestión de nuestra capacidad de carga. Y mientras lo
hacemos, podemos también practicar algunas sencillas medidas que hoy están al alcance de
todos. Informando de forma transparente a nuestros visitantes de los aforos en espacios de
interés a través de Apps actualizadas. Midiendo los aforos en momentos de máxima
estacionalidad a través de vuelos y fotografías aéreas que nos permitan dimensionar el
problema. E invirtiendo en medidas de gestión de los flujos de personas en las temporadas de
máxima afluencia.

Lo agradecerá el visitante, que verá como la calidad de su estancia es algo que nos preocupa. Y
lo agradeceremos los residentes, al poder tener un debate con datos. Con la mejor y más
amplia perspectiva posible: la de compatibilizar el desarrollo económico con la regeneración
del medio natural.

datos e infografia octubre 2021

Para más información Diagnosi econòmica de Menorca i  Butlletí de Conjuntura Econòmica de Menorca

Amb qui ho vols compartir?
Back To Top